Quienes somos

En abril de 2008, el escritor granadino Francisco José Segovia Ramos acudió a la “Tertulia de la Chana” para comentar con nosotros su libro El aniversario. Durante el coloquio, Paco Segovia nos animó a comenzar a escribir a todos los presentes, especialmente a aquellos que sentíamos o habíamos sentido alguna vez, ese gusanillo de contar una historia o de inventarnos un relato fantástico.

De aquella charla surgió el compromiso de formar un club de escritura, paralelo al club lector, y Paco se comprometió a venir una vez al mes, para orientarnos y dirigir un poco nuestro rumbo, ya que solos, no nos atrevíamos a partir.

La primera propuesta fue escribir un relato con el nombre de La cena y la segunda fue escribir sobre Una foto. Llegó el calor y quedamos para después del verano. Nos volvimos a encontrar y Paco nos propuso escribir una historia de tema libre en noventa y nueve palabras. A continuación nos propuso escribir algo sobre un viaje, después algo sobre el futuro y así empezamos a cogerle el gustillo a eso de escribir algo y reunirnos una vez al mes para contárnoslo.

Más adelante, Paco no pudo venir un día por una razón y otro día por otra y seguimos nosotros proponiéndonos temas, reuniéndonos y deleitándonos con la forma de escribir de cada uno. Poco a poco entendimos que Paco nos había dejado remar solos después de pilotar un tiempo la barca de nuestras letras.

Y aquí estamos, en diciembre de 2016 con un cargamento de relatos a nuestras espaldas. No siempre podemos acudir, no siempre podemos escribir. Hacerlo es libre. Es libre entrar y salir. Pero siempre hay unos cuantos aprendices de escritor que se reúnen una vez al mes y se cuentan sus relatos. Desde abril de 2008 no se ha apagado, ni un solo mes, la llama de ese rescoldo que encendimos por aquellas fechas.

Este blog pretende ser el soporte gráfico de nuestro trabajo a partir de ahora y así poder releernos y también que nos lean todos aquellos que lo deseen,  al mismo tiempo sirve para que os acerquéis a lo que hacemos. Creemos importante decir también, que estos encuentros han terminado siendo, sobre todo, una reunión de amigos. Esperamos que os gusten y volvemos a recordaros que las puertas de nuestro hogar de las letras están permanentemente abiertas.

En Granada, Biblioteca de La Chana, diciembre de 2016